lunes, marzo 11, 2013

Esteban J.Malanni - Comunismo y Judaísmo


El autor no es racista pero esta en contra de los judios desde su posición de cristiano ortodoxo sin tomar partido por ninguna ideología política, critica al judío desde su alma, tradición y formas de actuar degenerativas a los no judíos, el afirma que el judío actúa como actúa por la historia de su pueblo , su forma de crianza y su religión  El libro básicamente explica las tendencias del judío al comunismo , al neo liberalismo y a la destrucción de todo poder establecido. Cambien se habla de la relación entre Masonería, Judaismo y Comunismo, más que nada en la revolución Rusa. La verdad, un libro interesante y fuera de circulación.

No deseamos incurrir en la imperdonable ingenuidad de explicar el complejo fenómeno del comunismo, sobre todo, del régimen soviético, solamente como un resultado de las ideas y las maquinaciones del pueblo judio, o de un núcleo característico de éste. En realidad, la revolución rusa —de la cual derivaron las otras: la húngara, las alemanas, la española— ha sido posible en virtud de varias causas concurrentes y condiciones históricas. 

Algunos extractos del libro:

“En 1916 el teniente general del ejército imperial ruso A. Nechvolodof, transcribe una información secreta de uno de los agentes del Estado Mayor, con fecha 15 de febrero de ese año, recibida en el Estado Mayor del generalísimo ruso en los siguientes términos: El Partido revolucionario ruso en Norteamérica ha determinado llegar a los hechos. En consecuencia, de un momento a otro, se pueden esperar revueltas”.

“La primera reunión secreta que señala el principio en la era de los actos de violencia se verificó el lunes por la tarde del 14 de febrero, en el East End de Nueva York. Debían reunirse sesenta y dos delegados, de los cuales cincuenta eran `veteranos´ de la revolución de 1905, y los demás, miembros nuevos. La mayor parte de los asistentes eran judíos, y entre ellos, muchos eran gente instruida, como doctores, publicistas, etcétera...También se encontraban entre ellos algunos revolucionarios de profesión...”. 

“Los comienzos de esta primera reunión fueron casi totalmente dedicados a examinar los medios y posibilidades de hacer en Rusia una gran revolución. El momento era de los más favorables.


“Se dijo que el partido acababa de recibir de Rusia informes secretos, según los cuales la situación era del todo propicia, porque ya estaban concluidos todos los acuerdos preliminares para una sublevación inmediata. El único obstáculo serio era la cuestión del dinero; pero apenas se hizo esta observación, contestaron inmediatamente algunos miembros que eso no debía suscitar ninguna duda, porque en el momento que se necesitare, darían sumas considerables personas que simpatizaban con el movimiento para libertar al pueblo ruso. Y a este propósito se pronunció repetidas veces el nombre de Jacobo Schiff (acaudalado banquero judío)”


No hay comentarios:

Publicar un comentario