lunes, enero 09, 2017

Pío Baroja - Comunistas, judíos y demás ralea




La obra más polémica del genial escritor vasco, uno de los más grandes novelistas de la lengua española y de los hombres más cultos de su época.

En "Comunistas, judíos y demás ralea", aparecido en 1938 en plena guerra civil española, se recopilan artículos que Baroja escribió para diversos periódicos tanto como extractos de sus obras. 

Si bien no se le puede atribuir una ideología política concreta sino que más bien se lo podría catalogar como eterno crítico e inconformista, tampoco se puede negar que Baroja tuvo toda su vida una visión muy crítica del judaísmo y el comunismo, algo se puede notar constantemente a lo largo de su obra. Pío Baroja resulta un muy lúcido crítico de la realidad política y no sólo se ocupa del problema judío sino que, además, lo hace en profundidad y con gran conocimiento del tema.

Y si bien han logrado que Baroja sea un autor maldito, mal visto, incómodo, evitado...
y por ello ha sufrido un boicot permanente y constante, su figura ha sabido sobreponerse, y su inmensa producción ha superado a la iniquidad, el gigante ha aplastado al enano, haciendo que su obra sea perenne frente a la caducidad de la humanidad.

viernes, diciembre 30, 2016

The Five Books - Tertullianus against Marcion




Marcion believed Jesus was the savior sent by God, and Paul the Apostle was his chief apostle, but he rejected the Hebrew Bible and the God of Israel. Marcionists believed that the wrathful Hebrew God was a separate and lower entity than the all-forgiving God of the New Testament. Marcionism, similar to Gnosticism, depicted the God of the Old Testament as a tyrant or demiurge. Marcion's canon rejected the entire Old Testament, along with all other epistles and gospels of the 27 book New Testament canon because they transmitted "Jewish" ideas. Marcionism was denounced by its opponents as heresy, and written against, notably by Tertullian, in a five-book treatise Adversus Marcionem, written about 208. Marcion's writings are lost, though they were widely read and numerous manuscripts must have existed. Even so, many scholars claim it is possible to reconstruct and deduce a large part of ancient Marcionism through what later critics, especially Tertullian, said concerning Marcion.

MAIN TOPICS
BOOK I. Wherein is described the god of Marcion. He is shown to be utterly wanting in all the attributes of the true God. BOOK II. Wherein Tertullian shows that the Creator, or Demiurge, whom Marcion calumniated, is the true and good God. BOOK III. Wherein Christ is shown to be the Son of God, who created the world; to have been predicted by the prophets; to have taken human flesh like our own by a real incarnation. BOOK IV. In wich Tertullian pursues his argument that Jesus is the Christ of the Creator. He derives his proofs from St. Luke 's Gospel, that being the only historical portion of the New Testament accepted (and only partially) by Marcion. This book may almost be regarded as a commentary on St. Luke. It gives remarkable proof of Tertullian's grasp of Scripture, and admirably illustrates the position that “the Old Testament is not contrary to the New”. BOOK V.l Wherein Tertullian proves, with respect to St. Paul's Epistles, what he had proved in the preceeding book with respect to St. Luke's Gospel, that, far from being at variance, they were in perfect unison with the writings of the Old Testament, and therefore testified that the Creator was the only God, and that the Lord Jesus was His Christ.


domingo, diciembre 25, 2016

Teoría del Guerrillero - Carl Schmitt




El origen de esta "Teoría del guerrillero/Partisano. Observaciones al concepto político" se encuentra en dos conferencias pronunciadas por Carl Schmitt en Pamplona en la primavera de 1962, invitado por el Estudio General de Navarra, y en la Universidad de Zaragoza, el 17 de marzo en un ciclo de conferencias organizado por la Cátedra Palafox en el Tercer curso sobre defensa nacional.
Schmitt analiza con verdadera maestría la figura del guerrillero, o partisano, que tiene su origen en la guerrilla española que puso en jaque al ejército regular de Napoleón y da lugar a una nueva teoría de la guerra y la política. Pasando de las teorías de Clausewitz al revolucionario de profesión, de Lenin a la "nación en armas" de Mao, hasta llegar al terrorismo en la Argelia francesa. 

Uniendo el rigor del jurista con la penetración del filósofo, Schmitt precisa los caracteres distintivos del combatiente irregular, recontruyendo la evolución de su figura y brinda una revisión imprescindible para comprender el fenómeno de las guerrillas revolucionarias tanto como las cuestiones de fondo involucradas en la problemática del terrorismo actual.

Con este tipo de combatiente, los conflictos bélicos dejan de ser un "duelo de caballeros" que distingue entre civiles y militares, entre combatientes y criminales, y sobre todo entre guerra y paz.
El guerrillero, por el contrario, es el combatiente que criminaliza a su adversario y se propone exterminarlo por todos los medios, sin importar lo que haya que hacer para dañarlo y sin atenerse a derecho o a moral. Porta el odio al enemigo, su criminalización hasta eliminar el rango de persona, es absoluto.

El partisano cobra así, en el análisis de Schmitt, el rango de un protagonista clave de la historia universal, para acabar convirtiéndose, con la absolutización del partido y la criminalización del adversario de guerra, en portador de una «enemistad absoluta».

El Partisano es el Tipo Humano dominante en este siglo, una figura o Tipo Humano, una Raza de hombres que está por encima de las causas y los efectos, que está surgiendo y que constituirá la tumba definitiva del sistema liberal-masónico. Esta Figura es autónoma y obedece a sus propias leyes, hasta mitades del Siglo XX la figura fue la del Trabajador, ahora esta figura se transformado en otra: la del Partisano, ambas niegan al mundo y la humanidad burguesa.

Cuando los imperialistas traten de combatir al Partisano/Guerrillero tendrán forzosamente que contradecir y destruir los valores de la sociedad liberal. La prueba está a la vista. Los Muyahidines islámicos, son el ejemplo por excelencia del Partisano Revolucionario de este siglo. En su lucha contra ellos, gobernantes como Bush, establecieron el Patriot Act el cual significó la negación de los Derechos Civiles. Los imperialistas fortalecen cárceles del tipo de Guantánamo, donde se hacen torturas criminales y brutales. Contra los Fedayines de Saddam Hussen en Irak utilizaron la prisión de Abu Ghraib, de donde salieron los más importantes líderes del Estado islámico.

Pero el Partisano no es nada más un Mujahideen, el Partisano o guerrillero puede ser de cualquier ideología puede ser un yihadista o un activista por los derechos de los negros/o de los blancos, puede ser un socialista o un fascista.  el Partisano es la clase de Hombre joven occidental u oriental que siente un impulso o una atracción hacia la violencia pero que no puede ingresar al mundo criminal porque es una persona superior y necesita ser el mismo y luchar por un Ideal que lo sobrepase.

El Mundo Moderno, la Humanidad Burguesa y Cosmopolita, edificaron a su civilización en base al deseo de Libertad. Pero en un mundo de Terrorismo y de Estados Liberales que se convierten en Estados Policíacos en el vano empeño de negar al Terrorismo, el agua donde vive el germen liberal comienza a hervirse y el metal se esteriliza, los Estados liberales dejan de ser liberales por mucha ideología que tengan hasta que se hace insostenible y mueren, implosionan o se quitan la máscara.