lunes, febrero 25, 2013

Julius Streicher - Exposición del asesino plan judío contra la humanidad no judía



En poco mas de 50 páginas rescata y nos expone un resumen de numerosos casos tratados por el “Der Stürmer“, un periódico semanal editado en Alemania (desde 1923 hasta el final de la guerra en 1945, cerrado en varias ocasiones), dirigido por Julius Streicher (1885-1946) y que fue una víctima del Rito de Sangre Talmúdico conocido como los Juicios de Núremberg. 

La posición de Streicher en Alemania durante la guerra nunca fue alta, nunca desempeñó un puesto de gobierno;en 1940 había sido relevado como Gauleiter de Franconia (una división administrativa),

y cuando fue arrestado en 1945 , desde hacía 5 años se hallaba completamente al margen de la actividad política, prueba de ello es que vivía en una granja desde aquella fecha. Sin embargo, fue arrastrado y ubicado en el mismo grupo con los hombres más altos del Estado Alemán y procesado con ellos como “criminal de guerra” de primera magnitud.

Winston Churchill para complacer al judaísmo mundial, proclamó que Streicher debía ser ejecutado sin juicio.

¿Por qué? Por la sencilla razón de que Julius Streicher exhibía crudamente la naturaleza corrupta y perversa del judaísmo internacional: ¡Julius Streicher no evitó nada a sus lectores!. Tanto los hábitos sexuales totalmente enfermos y retorcidos del “Pueblo Elegido”, como la perversidad aplicada sobre los descuidados gentiles por médicos judíos, hasta el crimen infernal del Asesinato Ritual de niños y adolescentes. Streicher lo publicó todo ¡y probó cada palabra que dijo! ganando así el eterno odio de los judíos.


En los Procesos de Núremberg, Streicher fue acusado por “crímenes contra la humanidad”. Las palabras exactas del cargo contra él fueron: “… por sus 25 años de escribir, hablar y predicar odio hacia los judíos, entraña claramente persecución en el terreno político y racial en conexión con los crímenes de guerra, como lo define la carta, constituyendo un crimen contra la humanidad”. Cuando Streicher fue traído ante sus acusadores, los asesinos en masa de Katyn y los responsables del bombardeo de Dresde (que ocasionaron la muerte de 300.000 personas en tan solo 3 horas), con gran desprecio y sarcasmo se burló: “¡Es la Fiesta del Purim 1946! El Judaísmo mundial controla este juicio. Es algo diabólico ver cómo el mundo judío ha concentrado su poder para realizar este juicio”.




No hay comentarios:

Publicar un comentario