martes, enero 07, 2014

José Luis Ontiveros - Apología de la Barbarie


En una época en la que la clase intelectual es inimaginable divorciada del poder y, de ahí, incapaz de toda labor de zapa de la conciencia y discurso del desorden establecido, resulta cuando menos sorprendente el inequívoco detalle de quien se atreve con tres malditos contemporáneos de la catadura de Ernst Jünger —el novelista indigesto a los totalitarios de toda laya—, Yukio Mishima —el último e inaccesible samurai— y Ezra Pound —el cantor outsider, el molesto trovatore, el enemigo público número uno de la usura—. «El gesto crítico de Ontiveros —ha escrito Eduardo Milán— manifiesta el cerco al que está expuesto el individuo de una masa sospechosamente homologada». No extrañe, pues, que este tríptico esconda algo más que una desmesurada adhesión: esta barbaridad es, además, material metapolítico cifrado, disidencia —¡que no resentimiento!— en medio de una civilización cansada, insaciable, policial...

SOBRE EL AUTOR

JOSÉ LUIS.ONTIVEROS

Narrador, ensayista y poeta de la tierra de Aztlán, México. Habitual colaborador de importantes publicaciones de literatura y pensamiento hispanoamericano y europeo. Actualmente, es uno de los principales referentes del estudio de la metapolítica aplicada a la literatura. Profundo conocedor de las tradiciones sagradas y de la literatura a la que considera la verdadera "Patria del espíritu", "el reino imbatible de la imaginación". Cercano espiritualmente a Louis-Ferdinand Céline , Ernst Jünger, y Jorge Luis Borges ha publicado entre otros libros La treta de los signos (1986),' Aproximaciones a Yamato, los escritores mexicanos y Japón (1989), Cíbola (1990), la novela El Hotel de las Cuatro Estaciones (1995) El Húsar Negro (1999) Rubén Salazar Mallen y lo mexicano, reflexiones sobre el neocolonialismo (2002) y otros relatos y ensayos diversos. Su obra es amplia, orgánica y polémica. Apología de la Barbarie es el primer libro corregido y aumentado especialmente para Argentina.



No hay comentarios:

Publicar un comentario