lunes, julio 01, 2013

Hitler, mi Amigo de Juventud - August Kubizek


Pocos libros hay que se lean tan fácilmente como éste. Ello no se debe a que la narración sea sencilla, sino al hecho de que se trata de un texto excepcionalmente bien escrito. Pese a ello, resulta difícil darlo a conocer sin caer en tópicos o dar pie a malentendidos.

Esta obra trata básicamente de una amistad, un tema ciertamente intemporal y harto frecuente, por lo que no requeriría en principio de complejas introducciones, con excepción de una breve aproximación al autor y al contexto de la época. Sin embargo, la simple lectura del título invita a que el lector la encasille de forma muy precisa en el marco de la abundante literatura sobre Hitler, y por consiguiente, dirigida a un público determinado. Un error comprensible, pero error a fin de cuentas.

Ideologías y personajes interesan a una minoría de lectores. Aquí hay muy poco de ideología, y aun cuando sí hay bastante sobre el personaje, se trata al menos de una visión original, aunque solo sea por el simple hecho de que no pretende adoctrinar al lector. Hitler no es aquí sino el recipiente de una historia. De seguro que el continente atraerá por sí mismo a un reducido grupo de estudiosos de un cierto período político, pero el contenido apela a una porción ingente de los amantes de la literatura, puesto que los valores y sentimientos que encierra son los mismos que se hallan presentes en todos los grandes clásicos.

1 comentario:

  1. al principio lo veía como propaganda nazi y cuando lo leí saque la conclusión de que algo mas ocultaba el autor. En más de una ocasion les digo a mis amigos que lo lean y todos los que lo leen también tiene la impresión de que el autor guarda más de lo que cuenta, cosas que van; desde que el no escribio el libro, hasta presenciar asesinatos o encubrir nazis y por miedo a perder su prestigio o perder su vida, no habla más al respecto.

    ResponderEliminar