lunes, mayo 12, 2014

Fray E. De Guadalupe - La masonería según sus propios documentos


La mayoría ignora la realidad sobre la Masonería, y gran parte hasta su existencia, mas todos o casi han oído hablar de ella.
De aquí provienen tantas y dispares ideas sobre dicha entidad, que pueden concretarse en las siguientes preguntas:

*¿Existe la Masonería o es una leyenda?;
*Si verdaderamente existió, ¿es cosa del pasado o perdura aún?;
*¿Se trata de agrupaciones que se desenvuelven en, algunos países o es una asociación internacional?;
*¿Es realmente secreta o solamente se trata de grupos que no trascienden?;
*¿Es una sociedad de socorros mutuos y ayuda espiritual o interviene en política?;
*¿Es religiosa, atea, anticristiana, liberal o indiferente?;
*¿Qué organización y poder posee?;
*¿No se trata, acaso, de una asociación de pobres individuos como los espiritistas, que para nada influyen en la sociedad?;
*¿Realmente es una fuerza tenebrosa y antinacional?

Todas estas preguntas y otras que, con mayor o menor interés, se hacen, pueden contestarse según las experiencias y conocimientos que se posean, y podrían dilucidarse por medio de una serie de volúmenes que autorizadas personalidades han publicado. Sin embargo, no todos pueden dedicarse a estos estudios y además, muchos de esos libros, elaborados sobre una seria investigación de documentos, no publican los documentos.

Esta obrita se concreta a revelar una serie de documentos y a extraer de ellos las más evidentes e irrebatibles comprobaciones. Es decir, a aclarar lo que ellos mismos señalan. Su fin es enriquecer la bibliografía correspondiente y hacer conocer al pueblo en general y a los mismos masones, en particular, qué es la Masonería.

¿Cómo así? ¿Acaso los masones no saben de qué se trata la entidad a que pertenecen?
Aunque parezca absurdo y paradójico, así es nomás. El cincuenta por ciento de los masones desconoce a la Masonería; pero no queremos adelantarnos, no deseamos aventurar juicios propios. Insistimos en que el lector vea qué dice de sí misma la Masonería y forme su propio juicio. Réstanos advertir que:

a) Nuestro fin no es atacar ni denigrar a los masones, así en forma global; por el contrario, deseamos que muchos de ellos adviertan debidamente de qué se trata. Por esta causa hemos procedido con gran cautela y mucha caridad, de tal modo que reproducimos documentos y firmas que no puedan comprometer a individuos de existencia actual, a menos que se trate de personas públicamente conocidas como masones; b) Ante escribano público se ha testimoniado la autenticidad de las fotografías al confrontarlas con los documentos originales, con firmas autógrafas y algunos hasta con pie de imprenta;

c) Con los debidos recaudos, los documentos reproducidos y aquellos que no hemos querido publicar y que abarcan la época inmediata y actual, se hallan dispuestos para afrontar cualquier manifestación de "falsedad".

De cómo y cuándo han podido llegar a nuestro poder tan reservados documentos, lo explicaremos luego en capítulo aparte, como así la causa por la cual muchos que han escrito sobre la Masonería, en base a documentos examinados, no los hayan podido reproducir.


No hay comentarios:

Publicar un comentario