sábado, mayo 17, 2014

El judaísmo según la Biblia - Julio Chaij


Orígenes y fundamentos de la mentalidad judia según Ensayo analítico de las narraciones biblicas.

La Biblia como es sabido, constituye uno de los libros sagrados de los judíos y, paradójicamente, también de los cristianos que incluyeron en ella, bajo el nombre de Nuevo Testamento, todo lo relacionado con la vida y el mensaje de Cristo. Durante casi dos mil años y hasta época reciente, la Iglesia católica vedó prácticamente a sus miembros el acceso a la Biblia, en razón de que muchos sucesos en ella descritos podrían ser perjudiciales para la moral y distorsionar la imagen que de aquella tenía el cristiano.

Si alguien, no obstante, se adentraba en el estudio de la misma, se justificaban los crímenes y prevariaciones de los hebreos y sus patriarcas, argumentando que los pueblos que los rodeaban practicaban bárbaras costumbres y se hallaban hun­didos en el más execrable materialismo, en cambio, los judíos pese a todo, eran "el pueblo elegido de Dios", se arrepentían siempre de sus pecados y creían -así se decía - en el Dios único. De resultas de esto, nunca el cristiano realizó una critica  objetiva  de  la  Biblia.  Tampoco  "extrañamente" se ocuparon de ello sus enemigos. Recién a fines  del  siglo  pasado  y  a  comienzos  de  éste, Chamberlain, Fritsch, etc. y los grandes maestros de la cuestión judía, realizaron profundas investigaciones que arrojaron conclusiones definitivas que, por supuesto, fueron silenciadas y vilmente atacadas por el judaismo internacional y sus asalariados. Sin embargo, la conducta de los personajes bíblicos no había sido hasta hoy analizada orgánicamente. Este es precisamente el gran mérito de Julio Chaij, quien munido solo de la verdad y la lógica más estricta arriba a conclusiones absolutamente irrefutables, pero que, por cierto, han de escandalizar a muchos espíritus débiles e incapaces de asumir la verdad total, que se niegan a aceptar otra explica­ción de los hechos distinta a la impuesta por los hijos de Yahvé.


No hay comentarios:

Publicar un comentario