jueves, diciembre 04, 2014

Doctor Claude Soas Nancy - Hacia un materialismo biológico


Estudio científico para una mejor comprensión del animal humano con el fin de establecer un contrato social biológico

La Etología, tras despertar admiración tanto en el mundo de la ciencia como en el público en general, fue utilizada como sustento de las más variadas teorías del establishment político-cultural. Sin embargo, tras las primeras síntesis, debiendo admitir con consternación, que la “Naturaleza” se justifica esencialmente por la herencia, que predica la desigualdad, glorifica el elitismo e impone el orden y la jerarquía.

Frente a la ofensiva de desinformación, me siento en la obligación de publicar esta síntesis de hechos, recientes descubrimientos científicos en su mayoría. Voy, por otra parte, a intentar aplicar estos hechos biológicos y etológicos en el campo de la sociología, la sicología y el comportamiento humano.
Mal que les pese a los dogmáticos, el homo sapiens es originalmente un animal, y, como todos los animales, por sus ancestros, obedece a leyes bien precisas que no puede transgredir sin poner en peligro su especie, su personalidad y su entorno. 
La etología nos permite desenmascarar la enorme superchería en la que vivimos alimentada por la mafia, que forma el gobierno oculto del mundo. Entre otros, demuestra la falsedad de los principios de igualdad, libertad y fraternidad, la primacía de la economía como determinante de la historia y las abstracciones seudo-humanitarias que rompen el contacto con las leyes de la naturaleza.

Este libro que intenta ser una síntesis de los fenómenos vivos, se dividirá en cuatro partes: La primera tratará los orígenes de la vida y de la evolución física de las especies animales, con el fin de demostrar bien y de insistir en la UNIDAD del mundo viviente. La segunda describirá la evolución mental de estas mismas especies y se destinará primordialmente a los recientes descubrimientos en los terrenos del comportamiento y de las relaciones instintivas. Siempre se ha tenido demasiada tendencia a olvidar que la adaptación de los animales depende también de su evolución mental, y que esta última posee un carácter hereditario tan importante como adquirido. En tercer lugar descubriremos la evolución de los primates, y en esta prole principalmente la de la rama que condujo al “Homo Sapiens”. Descubriremos en la filogénesis una explicación a numerosos comportamientos de este último; de manera principal en el campo de sus reacciones instintivas, que los filósofos “oficiales” nos presentan por lo general como monstruosidades. La cuarta parte intentará sacar algunas conclusiones en cuanto al comportamiento social del hombre.



No hay comentarios:

Publicar un comentario