viernes, agosto 02, 2013

Joseph Goldstein y Jack Kornfield - Vipassana (El Camino Para La Meditación Interior)


El camino de la meditación “vipassana” es un viaje hacia el entendimiento de nuestros cuerpos, de nuestras mentes y de nuestras vidas. Una vía hacia la verdadera experimentación de la vida. Este libro incluye: los obstáculos a la meditación, desde las dudas y los miedos hasta el dolor de rodillas, y cómo superarlos, cómo integrar una vida de acción responsable con una vida sin apegos o hasta cómo entender la ley del karma.

Libro maravilloso. Uno de los mejores tratados teórico-prácticos de meditación vipassana perfectamente entendible por occidentales.

Para empezar la teoría sostiene que el cuerpo tiene dos clases de funciones, las automanas y las que dependen de nuestra voluntad, por ejemplo nuestro ritmo cardíaco, sistema nervioso etc son automáticas, en cambio tenemos funciones como la motriz que si podemos manejar y controlar. De la misma manera nuestra mente tiene dos faces, la consciente y la inconsciente, una la controlamos y la otra no. Ahora existe un solo medio que funciona en ambos sentidos, es decir que pode ser autómata como también controlada, y este medio es la RESPIRACIÓN, y podemos usar la misma como un puente entre el mundo consciente e inconsciente. Para esto hay que aprender a tener conciencia de la respiración en cada momento. Vera que es difícil pues nuestra mente siempre esta dispersa en dos momentos, o esta en el futuro soñando, o esta en el pasado recordando, y siempre en dos clases de momentos; felices o tristes. Pero nunca estamos en el presente ni tenemos conciencia del mismo, así que prácticamente no vivimos ya que no tenemos el control de nuestra propia vida al no estar "aquí" ni "ahora". Ante esto la respiración nos permite focalizarnos en el presente, pues cada inhalación seria un "aqui" y cada exhalación un "ahora", solo hay que adquirir conciencia del mismo. Para esto hay que observar la respiración sin tratar de controlarla, solo hay que observarla, tal como entra tal como sale, y si de repente nuestra mente se distrae, no hay que molestarse o frustrase, simplemente hay que volver a concentrarnos en la respiración, tal como entra, tal como sale. Cuando adquiramos la suficiente concentración podremos empezar con la técnica misma, pues la respiración es la herramienta que se utiliza, tal como un bisturí para poder realizar la operación sobre nuestro inconsciente. 

Esta meditación sirve en muchos niveles, tanto como para dejar atrás ciertos padecimientos, como inclusive para superar el karma y romper la rueda de samsara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario